El consumo responsable y las nuevas tecnologías

Uso responsable de la tecnología

En pleno siglo XXI el mundo se encuentra sumergido en lo que se conoce como la Sociedad de la Información. La mayoría de los habitantes de nuestro planeta son protagonistas cada día de una nueva realidad que abarca numerosos ámbitos de su vida cotidiana.

Los ordenadores son parte de nuestro día a día, los teléfonos móviles se convierten en nuestros compañeros desde niños y el internet es una herramienta fundamental. Y recurrimos a él a menudo, debido a la infinidad de ventajas e información que facilita.

En este post pretendemos mostrarte como hacer uso responsable de las tecnologías de la comunicación e información.

Inmersos en un día a día tecnológico

La incursión en estas tecnologías y su imparable integración en nuestros hogares, demuestra la capacidad de aceptación y asimilación tecnológica de nuestras sociedades. Entendiendo que el uso que se hace de estas tecnologías, influye en la vida familiar y las relaciones que se establecen entre todos.

En esta sociedad en la que vivimos, en la que la generación, el procesamiento y la transmisión de la información se convierte en motor fundamental de la productividad enfrentamos un fuerte dilema: ¿Hasta qué punto es conveniente su uso? ¿Cuándo empieza el abuso? En este post pretendemos mostrarte como hacer uso responsable de las tecnologías de la comunicación e información.

El consumo responsable y las tecnologías de comunicación e información

Cada día, son más las empresas y consumidores que se plantean el consumo responsable de la tecnología. Las empresas y consumidores preocupados por hallar un equilibrio y una interacción más profunda entre los actores sociales y económicos. Y que en conjunto busquen hábitos de consumo de productos y servicios, han encontrado en la tecnología la mejor herramienta para desarrollar este plan. El amplio mundo de la tecnología ha servido de plataforma para lanzar al mercado productos respetuosos y de esta forma usar internet como altavoz para promover un mejor estilo de vida y de consumo.

Muchas empresas comparten la preocupación por el medio ambiente y el estilo de vida de nuestra sociedad. Así como la tendencia mucho más sana de un consumo responsable y saludable, causando el mínimo daño al planeta y sus habitantes. Cada día son más las empresas que junto a sus usuarios o consumidores están ejecutando proyectos con los que fomentar el consumo sostenible. Frenando consumos innecesarios o compensar el daño causado al medio ambiente de alguna forma.

Todos estos proyectos funcionan en una plataforma en la que consumidores, se convierten en prosumidores, y se desenvuelven de manera más activa. No sólo se limitan a consumir, sino que opinan cuando lo consumen y de manera orgullosa muestran los productos que consideran recomendables. Es allí donde el internet, las TICS y las redes se vuelven importantes, ya que actúan como un catalizador para que esos comportamientos se expandan por todos lados.

El consumo responsable es una nueva manera de consumir bienes y servicios teniendo en cuenta, además de las factores de precio y calidad. También las características laborales y sociales que posee el entorno de producción y las consecuencias que pueda acarrear su proceso de manufactura al medio ambiente. Según este principio cada producto o servicio tiene su propia historia, debido a que antes de su llegada al establecimiento comercial. Donde se expende ha pasado por varias instancias que le han sumado valor añadido y que por consecuencia debe reconocerse.

Cada vez que un consumidor adquiere un bien o consumo, de alguna forma se hace parte de los procesos de fabricación del mismo y las consecuencias que genera en el medio ambiente. Si el productor mantiene en su organización una política de producción poco ética o dañina para la comunidad en general, el consumidor se hace participe y de una manera u otra, actúa.

El objetivo primordial de esta tendencia es que las grandes empresas incorporen esta modalidad en la elaboración de sus productos. Fomentando el consumo responsable como una forma de hacer entender que nuestros recursos naturales no son renovables. Nuestras generaciones futuras deben contar con unas buenas condiciones para garantizar su vida en el planeta. De esta manera el consumidor elegirá en qué lado de la historia futura estará su nombre.

El bienestar no implica consumir más, sino menos y mejor.

De esta forma, se comprende que el bienestar no implica consumir más, sino menos y mejor. El descenso de los niveles de consumo, la ética de lo que compramos y el buen uso de lo adquirido son actitudes que tienen que ir a la alza cuando la sociedad esté mentalizada que su generación no es la última. La tecnología debe resultar una facilidad para dar a conocer tanto nuevos productos como para promover el uso responsable. Incluyendo el cuidado del ambiente, sustentabilidad y la sostenibilidad de la producción.

Y recordad que en Scratch School tenemos una infinidad de cursos de Scratch por tan solo 10€ al mes.

2 Responses to “El consumo responsable y las nuevas tecnologías”

  1. Anónimo 23/10/2018 at 01:18 #

    Que buena información. Me servirá de ayuda

  2. genaro 14/08/2019 at 17:05 #

    sirve para ver informacion de la tecnologia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.